jueves, 16 de abril de 2015

RESEÑA DE LA NOVELA «ROMPECABEZAS», DE LAURA RIVAS ARRANZ.


ROMPECABEZAS

Laura Rivas Arranz





      Empezaré por el principio (valga la redundancia), por las sensaciones que ofrece la novela en sus inicios. El título del libro es perfecto en relación a lo que te encuentras en sus páginas iniciales: un cóctel de flashbacks que la protagonista, Aurora, percibe al observar fotografías de su niñez. Terminados los dos primeros capítulos, es fácil que tengas que volver a leerlos detenidamente para situarte dentro de la novela y su intrincada estructura. Cuesta al principio, aunque poco a poco uno va acostumbrándose a los cambios bruscos de tiempo y  personaje (que a la vez resulta original, y nos hace discurrir un poco; y nadie se ha muerto nunca por rebanarse los sesos). Se están narrando sucesos de un personaje y de pronto se pasa a otro, sumergiéndonos en él, dejando a un lado el que habíamos empezado. Esto no es malo en sí mismo, pero quizás se cambia demasiado rápido algunas veces. Es solo mi opinión, y yo, por desgracia, no poseo la verdad universal.

     Dicho esto, la novela nos cuenta la historia de tres amigos: Aurora, Sergio y Sofía, que se conocen de pequeños en el colegio; donde cómo no, existe esa profesora «malfollada» que más de uno hemos tenido que soportar en nuestra niñez (me incluyo). Van creciendo y con ellos lo haces tú; pues Laura Rivas, con sus juegos, temores y pensamientos nos evoca a esos tiempos pasados que tan intensamente perduran en nuestros recuerdos.

     Los capítulos van transcurriendo mientras Aurora observa instantáneas viajando a través del tiempo con la mente. Sofía está postrada en cama enferma y paranoica, Sergio lee un libro, Julio (otro protagonista que va cogiendo fuerza poco a poco en la trama) toca el violín mientras intenta estudiar reflexionando, considerando un fracaso su vida, y Sandra vive feliz en su mundo pintando cuadros que su corazón no le deja vender tras ultimar. Y Soledad, se me olvidaba, el nombre que describe, a mi modo de ver, el sentimiento general de la novela.

     El paso del tiempo, la pérdida del mismo en cosas fútiles mientras la vida pasa y no consigues entenderla. La muerte, el destino… Laura Rivas parece convivir con ellos durante toda la narración. «Vive el momento presente y deja el pasado en busca de un futuro mejor»: ese es el mensaje que a mí me ha transmitido la novela.

     En definitiva: Rompecabezas es un rompecabezas en sí mismo.  Bien escrito y sin errores de ortografía (algo que a mi parecer es muy importante), corto, con un mensaje que cada cual recibirá de un modo; no todos recordamos esos días de colegio de la misma forma. Una novela intimista, escrita con el corazón, con el alma, que me ha tenido ensimismado durante un corto aunque placentero y evocador recorrido por sus letras.


La novela en Literanda: DESCARGA GRATUITA.


 La novela en AMAZON: DESCARGA.