miércoles, 25 de febrero de 2015

Dudas literarias.



     Voy a mostraros mis inquietudes, las dudas que incordian e indignan mi literario ser. Soy escritor, bueno, escribo novelas; escritor, desde mi punto de vista es quien vive de escribir. Por ello me he encontrado con interrogantes y sinsentidos en mi corta andanza por el intrincado camino que, quizás algún día, me lleve a ser leído por las masas; o lo que es lo mismo: a ser escritor. Os dejo aquí dichos interrogantes, y os insto, si sois capaces, a que me iluminéis con vuestra sabiduría:

     1-¿Por qué las grandes editoriales no ponen en sus páginas web una sección del tipo: Nuevos Autores? Y cuando digo nuevos, digo desconocidos. Resultaría interesante, al menos para mí, leer la novela de un minero, o de un pescador sin ninguna carrera universitaria.  Es triste que la mayoría de editoriales ya no basen sus ediciones en la calidad, y sí en el nivel de popularidad y/o renombre del autor... Vale, que sí, que son empresas y buscan el negocio... Pero sin riesgo, no hay triunfo. Ahora mismo me viene a la cabeza un tal Harry Potter...
   
     2-¿Por qué las editoriales no dan contestación a los manuscritos que les envían? Y no me vengáis con que es un gasto, que necesitarían a  no sé cuantas personas leyendo sin parar durante cien millones de años... Chorradas. Mientras los altos cargos de dichas grandes editoriales vayan en Ferrari a sus chalets en la costa, esa escusa no me vale.

     3-Aún más penoso resulta observar cómo de costoso es obtener una simple opinión en Amazon. En mi caso, solo un cinco por ciento de las personas que la han comprado se han dignado a dejar una. ¿Por qué somos tan poco altruistas?

     4-¿Por qué hay ciertas editoriales que estafan a los escritores aprovechándose de su ilusión por ver su obra editada? Esto da para escribir un Best Seller.

     5-¿Por qué ha tenido tanto éxito 50 Sombras de Grey cuando sus críticas no son para nada tan buenas? En serio, que alguien me lo explique.


     Otro día pongo más de mis dudas... A ver si alguien me saca de alguna de ellas.