domingo, 4 de enero de 2015

Reseña de EL NOMBRE DEL VIENTO, de Patrick Rothfuss.




EL NOMBRE DEL VIENTO, novela perteneciente al género fantástico, ha cosechado desde su lanzamiento un éxito a nivel internacional arrollador. Siete años tardó Rothfuss en terminar su primera novela, que se publicó en España en 2009. Pocas veces un escritor novel ha sido capaz de concebir un triunfo semejante.

«He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mi».


Con esta premisa comienza EL NOMBRE DEL VIENTO, la historia del mito Kvothe, la historia de un hombre venido a menos que a través de la pluma de Cronista narra cómo pasó de ser leyenda a el simple propietario de una posada cualquiera. (Hay que reconocer que la premisa de la novela invita a ser leída).
La gran mayoría de reseñas que ha recibido la novela son positivas. A mí me ha dejado un poco frío:

A FAVOR:

1-Delicia de escritura. El autor consigue ensimismar con su forma de escribir, dotando la narración de descripciones y escenas muy bien narradas, con pulso narrativo excelente.
2-La magia está implementada en la narración de forma magistral. Se explica su funcionamiento y se intenta hacer de una forma racional; y eso es de agradecer.
3-Aunque a mí la novela se me hizo algo larga, con el tiempo me han entrado ganas de seguir las andanzas de Kvothe.
4-No avanza demasiado en la historia. Al ritmo de la primera, el autor podría sacar tranquilamente diez novelas más...
5-Dicen que la segunda parte, EL TEMOR DE UN HOMBRE SABIO, es menos pausada en lo que a acontecimientos se refiere.

EN CONTRA:

1-Para mi gusto, le sobran 300 páginas de lo que comúnmente se llama «paja». Tiene casi 900...
2-Por momentos se me hizo bastante lenta.
3-Le falta acción y le sobran las partes del Kvothe músico: UN SOPOR.
4-La historia de amor es un poco sosa.

Aun con sus puntos negativos es una buena novela que deja con ganas de más. Aunque como ya he dicho, su lectura se me hizo un tanto pesada.