miércoles, 14 de enero de 2015

RECOMENDACIÓN A ESCRITORES QUE EMPIEZAN.


 
Como yo mismo he sufrido en mis carnes la desesperación que supone intentar publicar un libro, voy a daros algunos consejos a los que, como yo, intentan que sus letras sean leídas.


1- Si una editorial te pide dinero... Huye como alma en pena.

2- Si te dicen que ellos no corrigen las obras por blablablablabla.... Huye aún más raudo.

3- Si te obligan a vender un número de ejemplares definido en la presentación... Arrea, que es tarde.

4- Si la editorial no tiene ilustrador y te demandan seleccionar una de un banco de imágenes para la portada... Hasta luego, Lucas.

5- Si te dan prisas... Tenlas tú más en pasar de ellos.

6- Si no se encargan de la presentación de la obra al 100% y has de ir tú pegando carteles como un pobre diablo por tu localidad... Ya sabes... Piernas para que os quiero.

7- Si tras mandar tu manuscrito, en poco más de un mes te contestan diciendo que tu obra es miel de romero... Pues eso. Como un misil tierra aire.






Mi corta pero intensa experiencia en el mundo editorial me dice que si alguien quiere apostar por una novela, arriesga su dinero. Si un editor serio cree que tu novela es comercial y tiene calidad, ningún punto de los de arriba debería cumplirse. El escritor cede los derechos de esa obra que tanto esfuerzo le ha costado culminar; debería ser más que suficiente. Existen editoriales que editan (valga la redundancia), todo lo que cae en sus manos, y una vez han recibido el importe que demandan inicialmente... Si te he visto, no me acuerdo. Si te llama Planeta, acude sin miedo. Pero si no... AUTOEDICIÓN ES LA SOLUCIÓN (Me ha quedado como el anuncio de Cillit Bang).